» Crítica de Donde viven los monstruos


» Critica de cine » Crítica de Donde viven los monstruos

Crítica de Donde viven los monstruos

donde-viven-los-monstruos

Dentro de todos nosotros está…todo lo que hemos visto, todo lo que hemos hecho, y todas las personas a las que hemos amado.
La película, basada en el cuento de Maurice Sendak, cuenta la historia de Max (Max Records), un niño travieso y sensible que se siente incomprendido en casa y se escapa a un lugar donde viven los monstruos.  Max aterriza en una isla donde se encuentra con misteriosas criaturas extrañas cuyas emociones son tan salvajes e imprevisibles como sus acciones.

Curiosa fábula. Max llega a una isla donde encuentra a un grupo de monstruos que tienen diferentes personalidades. Hay un monstruo que se siente solo, otro monstruo cariñoso y amable, otro malvado y que le gusta hacer de rabiar a los demás, … todos ellos representaciones de los miedos y las conductas más naturales de todos lo seres humanos, y no sólo de los niños. De ahí que la película no sea para nada  una producción infantil ya que a pocos niños puede gustarle, incluso diría que les podría dar miedo.

Los que sigáis el trabajo de Spike Jonze, reducido en dos películas: “Cómo ser John Malkovich” y “Adapation. El ladrón de orquídeas“, os podéis hacer una idea de la cinta que acaba de presentar, difícil de entender y subrealista, lo que la convierte en algo únicamente válido para personas de mente mínimamente abierta a experiencias nuevas…, o con gusto retorcido. De hecho, todos los personajes de sus películas tienen sus pies bastante fuera de la realidad.

critica-donde-viven-los-monstruos

La película también hace ver como Max madura, se da cuenta de que no siempre puede ser el rey de todas las situaciones, ni si quiera cuando tiene corona, y que los actos conllevan ciertas responsabilidades y consecuencias.

Visualmente, la película es preciosa y contiene escenas realmente entrañables. Lástima que durante algún momentos, las aventuras de Max se hagan demasiado densas y estés deseoso de que llegue algún acontecimiento emocionante.

Por cierto, el joven actor hace genial su papel.

Entradas relacionadas:

53 comentarios a “Crítica de Donde viven los monstruos”

  1. Wavatar Fernando dice:

    Me parece una película especial, refleja los problemas de la familia, el intento de solucionarlos, y la búsqueda de la felicidad. La he visto detenidamente, cada segundo encierra muchas emociones, me hace recordar a ” El Laberinto del Fauno”; creo que han realizado un muy buen trabajo.
    Para valorar el arte hay que tener un tercer ojo en el corazón, películas como ésta me hacen emocionar y valorar lo que el ser humano puede crear.

    Felicitaciones.

  2. ¿Qué mas da las horas de cine que llevéis por delante? Creo que, sin ánimo de ofender a nadie, lo que le pasa a muchos de los que han publicado aquí es lo que se puede resumir como “cuando el sabio señala la luna sólo el necio se queda mirando el dedo” y esto es lo que les ha pasado a muchos. Habéis tratado de abordar la película desde un punto de vista que puede ser válido para un cine comercial que engancha y no te hace pensar mucho, pero vamos, tener que leer que la película es una bazofia así porque si solo me hace pensar que no la habéis visto o que ni si quiera te has parado a pensar lo que significa o cómo puede reflejarse en tu vida. Yo no llevo seguramente ni 10000 horas de cine visto pero os aseguro que, si veis la película tratando de entender a cada uno de los personajes os daréis cuenta que sus comportamientos no distarán de determinadas acciones que realizamos a lo largo de nuestra vida, para bien o para mal. Pero bueno,en unos tiempos marcados por la falta absoluta de valores, puedo entender que la comprensión de la película resulte inabordable para muchos.
    Me consuela saber que hay gente que la entiende, así que me siento algo menos raro.

  3. Es una muestra de cine persona con la que puedes o no sentirte identificado, la historia parte de un problema que no es de los niños resolver, desenvuelve al protagonista en un mundo que lo ha hecho a un lado de un modo no intencionado, pero que de un modo u otro afecta convirtiéndolo en un producto que ni él mismo comprende, un enojo irracional; más que nada podría demostrar que si no quieres un niño así, como padre debes de ponerle más atención. Uno siente la soledad del niño, de la que todavía no es parte pero lo envuelve.
    De un momento a otro y por otro lado, la respuesta a la película se vuelve obvia. Es la transición de niño a grande, sin recompensas, sin moraleja, sin principio ni fin como la vida misma. Queda a libre interpretación el complejo desenvolvimiento de el chico donde uno recuerda si uno sabe si donde habitan los monstruos es en la misma cabeza ( dado el surrealismo) o es el triste mundo en se sumergen los adultos ( o los demás).
    ¿Quién no recuerda haber visto a los adultos ( o por lo menos a algunos) de forma espantosa e inhumana? ¿Quién no recuerda haberse visto sorprendido por algo que nunca creyó decir o hacer que criticabas de los adultos (o de los demás)? ¿Quién no recuerda ver a sus amigos y gente que le rodeaba como cosas extrañas?
    Un escape, anarquía, comportamiento destructivo, autodestructivo, amigos no deseados, comportamiento indeciso ¿Quiéres ser rey dónde no lo esperan? ¿dónde no lo ocupan? ese protagonismo pubertiano, aprender a lidiar con las inseguridades de los demás, seres que me recuerdan a cuates drogadictos, o snobs, pretenciosos (las ropas del emperador pues) (el par de lechuzas) que hablan mucho pero dicen poco; confusión de sentimientos.
    Más que una fábula, la puedo definir como una crónica, donde la soledad es la única compañera mientras uno busca, desea, descubre su largo camino a casa, donde las cosas nunca cambian.
    La película me llenó de intriga de principio a fin, saber como acababa, es una avalancha de sentimientos, de pensamientos, de recuerdos, ¿hablarás bien de nosotros? ¿qué tanto quedan en tu memoria y que tan bien hablarás de esas personas que a través del daño te forjan? una tristeza viceral que disfrutas y odias al mismo tiempo, donde te das cuenta que la gente nunca cambia, que lo único que desea es poder creer en algo. Donde uno se pregunta ¿soy yo el monstruo? o ¿son los demás?… y comprendes porque somos así los adultos, la soledad lo ha encontrado.

Posts Importantes: watchmenlara croftOlivia wildelos vengadoresdonde viven los monstruosgato shrekmoulin rougepeliculas 2010eva mendesmejores peliculas 2010elsa patakymegan foxdistrito 9willy wonkahellraiser,  
© 2011 . All rights reserved.
Cada dia noticias de cine, Ultimas peliculas y estrenos de cine.